Back

Impuesto sobre sucesiones y donaciones en Cataluña a partir de 2008

Fiscal

La Ley 7/2007, de 21 de diciembre, de Medidas Fiscales y Financieras aprobada por la Generalitat de Catalunya regula en el Capitulo II, las modificaciones al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que ha entrado en vigor el 1 de enero del 2008, y que a  continuación resumimos:

Se crean dos nuevas reducciones en el Impuesto sobre Sucesiones, similares a la ya existente para la transmisión de la empresa familiar (reducción del 95% de la base imponible del Impuesto) para la transmisión por herencia de bienes utilizados en la explotación agraria del causante o de fincas rústicas de dedicación forestal ubicadas en terrenos incluidos en un espacio de interés natural.

Además, se incrementa el importe de la reducción ya existente para la adquisición por herencia de la vivienda habitual del causante, aplicable al cónyuge, descendientes o ascendientes, que se mantiene en el 95% del valor de la misma, pero ampliando el límite anterior de 125.000 euros por sujeto pasivo hasta 500.000 euros por vivienda.

En consecuencia, dejarán de tributar efectivamente en el Impuesto sobre Sucesiones, las transmisiones, de padres a hijos y entre cónyuges, de la vivienda habitual hasta importes de 500.000 euros.

Sin embargo, la novedad más significativa de la reforma del Impuesto es la notable simplificación y reducción del Impuesto sobre Donaciones entre familiares directos (cónyuges, padres, hijos y nietos) a partir de 2008.

Desde el 1 de enero, las donaciones entre familiares de hasta 200.000 euros tributarán el 5%; hasta 600.000 euros se aplicará un tipo del 7% y a partir de esa cantidad del 9%. Se simplifica así la escala, que pasa de los 16 tramos actuales a sólo 3, y se reduce el tipo máximo del 32,98% al 9% y el mínimo del 7,42% al 5%.

La reforma del Impuesto sobre Donaciones dará lugar a que, en muchas ocasiones, resulte preferible, desde el punto de vista fiscal, la transmisión de bienes de padres a hijos en vida de aquellos a su inclusión en la herencia de los padres, pero será necesario analizar previamente cada caso en particular, valorando asimismo el impacto de dichas transmisiones a título gratuito puedan tener en el Impuesto sobre la Renta del donante ya que, en función de las circunstancias concurrentes (como la antigüedad de los bienes) la tributación global de la donación podría ser mayor que la que se produciría en la transmisión de los bienes por herencia.

No obstante, a pesar de estas novedades, lo cierto es que la nueva regulación del Impuesto sobre Sucesiones en Cataluña va a seguir siendo como una de las más gravosas del Estado.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.