Back

Notas sobre PrevenciĆ³n de Riesgos Laborales

A.- INTRODUCCIÓN

Hace un año (10 de febrero de 1996) entró en vigor la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (publicada en el B.O.E. nº 269, de 10 de noviembre de 1995) la cual configuró el marco legal general en el que habrán de desarrollarse las acciones preventivas para desarrollar una política de protección de la salud de los trabajadores mediante, fundamentalmente, la prevención de los riesgos laborales del trabajo.

En las notas siguientes, sin ánimo de ser exhaustivas destacamos los aspectos más relevantes de la Ley, que se encuentra, en la actualidad, todavía pendiente de un desarrollo reglamentario mucho más concreto.

 

B.- ACCIÓN EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

La acción integrada de prevención de riesgos en la empresa incluye como elementos básicos:

El análisis de las actuaciones que se lleven a cabo en esta materia.

El control de la consecución de los objetivos y de los daños derivados del trabajo.

La revisión de dichas actuaciones.

Como presupuesto previo a la acción integrada de prevención de riesgos debe procederse a la evaluación de éstos. Dicha evaluación determinará la actividad preventiva a aplicar, que comprende los siguientes principios:

Evitar los riesgos.

Evaluar los riesgos que no se pueden evitar.

Combatir los riesgos en su origen.

Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respeta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.

Tener en cuenta la evolución de la técnica.

Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.

Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.

Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

Planificar la prevención.

Se impone además, la obligación de prestar mayor tutela a los trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos como son, los definidos por sus propias características personales o estados biológicos, dentro de los cuales, se hallan los que tengan reconocida la situación de discapacidad física, psíquica o sensorial, y, en particular respecto a la :

Protección de la Maternidad.

Protección de los Menores.

Relaciones de Trabajo Temporales.

 

C.- ORGANIZACIÓN DE LA ACTIVIDAD PREVENTIVA

Las modalidades de organización que pueden darse son las siguientes :

Asumir la compañía personalmente toda la actividad, cuando cuente con una plantilla inferior a seis trabajadores.

Designar a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo.

Constituir un servicio preventivo propio.

Recurrir a un servicio de prevención externo, que podría ser, a título de ejemplo, la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales con la que la compañía esté asociada.

Los trabajadores tienen derecho a participar en las cuestiones relacionadas con la prevención de riesgos en el trabajo, de forma que en las compañías o centros de trabajo que cuenten con seis o más trabajadores, las participación de éstos se canaliza a través de los delegados de prevención.

El delegado de prevención es una figura creada expresamente por la Ley. En este sentido, se determina que serán designados por y entre los representantes del personal de acuerdo a una escala gradual que varía en función de los trabajadores en plantilla:

De 50 a 100 trabajadores :

De 101 a 500 trabajadores :

De 501 a 1000 trabajadores :

De 1001 a 2000 trabajadores :

De 2001 a 3000 trabajadores :

De 3001 a 4000 trabajadores :

De 4001 en adelante :

dos delegados.

tres delegados

cuatro delegados

cinco delegados

seis delegados

siete delegados

ocho delegados.

En las empresas de hasta 30 trabajadores el delegado de prevención será el delegado de personal.

En las empresas de 31 a 49 trabajadores habrá un delegado de prevención elegido por y entre los delegados de personal.

Sin embargo, en aquellas compañías que no exista representación de los trabajadores, los delegados de prevención deberán ser elegidos, al efecto, por el personal que forme la plantilla.

 

D.- EVALUACIÓN DE LOS RIESGOS

Es el proceso mediante el cual se obtiene la información necesaria para que la compañía esté en condiciones de tomar una decisión apropiada sobre la oportunidad de adoptar medidas preventivas y el tipo de éstas.

Cuando se considere necesaria la adopción de medidas preventivas, la evaluación deberá poner claramente de manifiesto las situaciones en que sea necesario :

1.- Evitar o reducir el riesgo, mediante medidas de prevención en el origen, de protección colectiva o individual, o de formación e información.

2.- Controlar periódicamente las condiciones de trabajo, la actividad de los trabajadores o sus condiciones o estado de salud.

El contenido general de los riesgos viene definido por la Ley atendiendo a dos circunstancias :

 

a).- Condiciones de trabajo existentes o previstas según :

Las características generales de los locales, instalaciones, equipos, productos y demás útiles existentes en el centro de trabajo.

La naturaleza de los agentes físicos, químicos y biológicos presentes en el ambiente de trabajo y sus correspondientes intensidades, concentraciones o niveles de presencia.

Los procedimientos para la utilización de los agentes citados anteriormente que influyan en la generación de los riesgos mencionados.

Todas aquellas otras características del trabajo, incluidas las relativas a su organización y ordenación que influyen en la magnitud y ordenación que influyen en la magnitud.

b). - Posibilidad que el trabajador sea especialmente sensible por sus características personales o estado biológico a alguna de dichas condiciones.

 

E.- RESPONSABILIDADES Y SANCIONES

El incumplimiento de las obligaciones impuestas a las compañías en materia de prevención de riesgos laborales da lugar a responsabilidades administrativas, así como en su caso, a responsabilidades penales y civiles por los daños y perjuicios que puedan derivarse de dichos incumplimientos.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento en la materia comentada, sino únicamente una aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.