Back

REAL DECRETO 18/2020 DE 12 DE MAYO: NUEVAS MEDIDAS LABORALES

Laboral

En el día de hoy se ha publicado el Real Decreto 18/2020, de 12 de mayo, por el que se aprueban nuevas medidas laborales relacionadas con la crisis sanitaria derivada de la COVID-19. 

 

1. MEDIDAS RELACIONADAS CON ERTES POR FUERZA MAYOR

Por medio de esta norma se desvinculan del estado de alarma los ERTEs de fuerza mayor (tanto total como parcial) que podrán verse extendidos hasta el 30 de junio de 2020 siempre que perduren las causas que los originaron.

Se establece que no podrán acogerse a ERTEs de fuerza mayor las empresas y entidades con domicilio en paraísos fiscales, precisándose que las empresas que se acojan a estos procedimientos no podrán repartir dividendos durante el ejercicio fiscal correspondiente a la aplicación del ERTE, a no ser que devuelvan a la Seguridad Social el importe de las cuotas de las que fueron exoneradas. Esta limitación no será de aplicación para aquellas empresas que, a 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de 50 trabajadores en situación de alta a la Seguridad Social.

 

EXONERACIÓN DE CUOTAS A LA SEGURIDAD SOCIAL

Las exoneraciones de cotización que se venían aplicando a los ERTEs por fuerza mayor total se mantendrán durante los meses de mayo y junio de 2020 en los mismos porcentajes; mientras que las empresas que tengan autorizado un ERTE por fuerza mayor parcial quedarán exoneradas:

  • Respecto a los trabajadores que reinicien su actividad a partir de la fecha de efectos de la renuncia:
    •  el 85% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 70% de la devengada en junio si la empresa tuviera menos de 50 trabajadores a 29 de febrero de 2020.
    • el 60% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 40% de la devengada en junio si la empresa tuviera 50 o más trabajadores a 29 de febrero de 2020.

 

  • Respecto a los trabajadores que continúen de ERTE:
    • el 60% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 45% de la devengada en junio si la empresa tuviera menos de 50 trabajadores a 29 de febrero de 2020.
    • el 45% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 30% de la devengada en junio si la empresa tuviera 50 o más trabajadores a 29 de febrero de 2020.

 

SALVAGUARDA DEL EMPLEO

  • Todas las medidas previstas en relación a los ERTEs de fuerza mayor están sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad, entendiendo por reanudación de la actividad, la reincorporación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aun cuando ésta sea parcial o solo afecte a parte de la plantilla.
  • Este compromiso se entenderá incumplido si se produce el despido o extinción de los contratos de trabajo de cualquiera de las personas afectadas por los ERTEs de fuerza mayor.
  • No se entenderá incumplido cuando el contrato de trabajo se extinga por despido disciplinario procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez del trabajador, ni por el fin del llamamiento de los fijos-discontinuos cuando no suponga extinción, o por expiración del tiempo convenido o imposibilidad de realizar la actividad en el caso de los contratos temporales.
  • Este compromiso de mantenimiento del empleo, del que quedan excluidas las empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores, se valorará en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable, teniendo en cuenta, en particular, las especificidades de aquellas empresas que presentan una alta variabilidad o estacionalidad en el empleo.
  • En caso de incumplimiento, la empresa deberá reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones exoneradas con recargo e intereses de demora.

 

2. MEDIDAS RELACIONADAS CON ERTES POR ETOP

Se podrán seguir beneficiando del procedimiento abreviado aprobado por el artículo 23 del Real Decreto 8/2020 aquellos ERTEs por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción derivadas de la COVID-19 que se inicien hasta el 30 de junio de 2020.

Estos ERTEs podrán iniciarse tanto durante la vigencia de un ERTE por fuerza mayor como tras la finalización del mismo, retrotrayéndose, en este caso, sus efectos a la fecha de terminación del ERTE por fuerza mayor.

 

3.  DESEMPLEO

Las medias extraordinarias en materia de desempleo también se extenderán hasta el 30 de junio a excepción de las aplicables a los trabajadores fijo-discontinuos que se aplicarán hasta el 31 de diciembre de 2020.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.