Back

REAL DECRETO LEY 24/2020 DE 26 DE JUNIO - NUEVAS MEDIDAS LABORALES

Laboral

El Real Decreto Ley 24/2020 de 26 de junio aprueba nuevas medidas laborales entre las que destacan las siguientes:

 

1. Expedientes de regulación de empleo 

Los ERTEs por fuerza mayor solicitados antes de la entrada en vigor de este Real Decreto, se podrán seguir aplicando hasta el 30 de septiembre de 2020, si bien las empresas deberán ir reincorporando a sus trabajadores en la medida necesaria para el desarrollo de la actividad, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

Por su parte, los nuevos ERTEs ETOP solicitados tras la entrada en vigor del presente Real Decreto seguirán beneficiándose del procedimiento abreviado regulado en el artículo 23 del RD-Ley 8/2020 de 17 de marzo.

Los solicitados con anterioridad, se seguirán aplicando en los términos referidos en la comunicación final de la compañía.

 

2. Prohibición de contratación.

Durante la vigencia del ERTE, cualquiera que sea su modalidad, no podrán realizarse horas extraordinarias, establecerse nuevas externalizaciones de la actividad ni concertarse nuevas contrataciones, sean directas o indirectas, a no ser que los trabajadores regulados no puedan, por formación, capacitación u otras razones objetivas y justificadas, desarrollar las funciones encomendadas a las nuevas contrataciones.

 

3. Medidas de protección por desempleo

Respecto a las medidas de protección por desempleo previstas en el Real Decreto-ley 8/2020 (reposición de prestaciones y acceso sin periodo de carencia), resultarán aplicables hasta el 30 de septiembre de 2020 a las personas afectadas por los ERTEs.

 

4. Medidas extraordinarias en materia de cotización

Las empresas que contaran con ERTEs por fuerza mayor parcial o aquellas que vengan aplicando un ERTE ETOP antes de la entrada en vigor del presente real decreto, podrán acogerse a la exoneración de la cuota empresarial de la cotización a la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta, correspondientes a los meses de julio, agosto y septiembre (salvo que el ERTE finalice en una fecha anterior), en los porcentajes y condiciones que se indican a continuación:

a)   Trabajadores desafectados (total o parcialmente) a partir del 1 de julio de 2020:

  • 60% de la aportación empresarial si a 29 de febrero de 2020 la empresa tenía menos de 50 trabajadores.
  • 40% de la aportación empresarial si a 29 de febrero de 2020 la empresa tenía 50 o más trabajadores

b)   Trabajadores suspendidos entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020:

  • 35% de la aportación empresarial si a 29 de febrero de 2020 la empresa tenía menos de 50 trabajadores.
  • 25% de la aportación empresarial si a 29 de febrero de 2020 la empresa tenía 50 o más trabajadores

 

Por su parte, las empresas que, a 30 de junio, sigan aplicando un ERTE por fuerza mayor total, quedarán exoneradas de la aportación empresarial a la Seguridad Social respecto de aquellos trabajadores que continúen en suspensión a partir del 1 de julio, en los siguientes porcentajes:

  • Empresas con menos de 50 trabajadores a 29 de febrero de 2020:
    • 70% respecto de las cotizaciones devengadas en el mes de julio
    • 60% respecto de las cotizaciones devengadas en el mes de agosto
    • 35% respecto de las cotizaciones devengadas en el mes de septiembre
  • Empresas con 50 o más trabajadores a 29 de febrero de 2020:
    • 50% respecto de las cotizaciones devengadas en el mes de julio
    • 40% respecto de las cotizaciones devengadas en el mes de agosto
    • 25% respecto de las cotizaciones devengadas en el mes de septiembre

 

También se contempla un régimen de exenciones en las cotizaciones sociales en aquellas empresas que vean impedida su actividad por la adopción de nuevas restricciones o medidas de contención que se impongan, en cuyo caso, previa autorización de un ERTE por causa de fuerza mayor, serán del 80% de las aportaciones empresariales durante el periodo de cierre hasta el 30 de septiembre en empresas de menos de 50 trabajadores de alta a 29 de febrero de 2020 o del 60% en caso de empresas de 50 o más trabajadores a dicha fecha.

 

5. Declaraciones responsables

Para la aplicación de las exoneraciones en la cotización durante los meses de julio a septiembre de 2020, con las condiciones y requisitos establecidos en el RD-Ley 24/2020, es imprescindible la presentación de las declaraciones responsables, a través del Sistema RED, antes de solicitar la liquidación de cuotas.

 

6. Salvaguarda de empleo

Si la empresa con ERTE ETOP decide acogerse a los beneficios de cotización anteriormente mencionados, deberá cumplir con el compromiso de mantenimiento de empleo regulado en la disposición adicional sexta del RD Ley 8/2020 de 17 de marzo, es decir, deberán mantener el empleado durante el plazo de 6 meses desde el 27 de junio de 2020, no pudiendo despedir o extinguir contratos de cualquiera de las personas afectadas por dichos expedientes hasta el 27 de diciembre de 2020.

Las empresas que incumplan este compromiso deberán reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exoneradas, con el recargo y los intereses de demora correspondientes, según lo establecido en las normas recaudatorias en materia de Seguridad Social, previas actuaciones al efecto de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que acredite el incumplimiento y determine las cantidades a reintegrar.

 

7. Reparto de dividendos

Las empresas que se beneficien de las exoneraciones de cotización anteriormente mencionadas y que a 29 de febrero de 2020 tuvieran 50 o más trabajadores, no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en el que se aplique el ERTE a no ser que se devuelva el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de Seguridad Social.

 

8. Prórroga de las medidas de protección del empleo

Sigue vigente, hasta el 30 de septiembre de 2020, el artículo 2 del RD-Ley 9/2020, conforme al cual “la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido”. Esta medida es de aplicación general y, por tanto, no está limitada a las empresas que hayan aplicado o estén aplicando un ERTE.

 

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.