Back

REAL DECRETO 28/2020 DE 22 DE SEPTIEMBRE DE TRABAJO A DISTANCIA

Laboral

El pasado 22 de septiembre, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto 28/2020 por el que se regula el trabajo a distancia, arrojando un poco luz en una materia en la que hasta ahora no había una regulación específica.

 

ASPECTOS RELEVANTES:

  • Esta ley aplica a aquellos trabajadores que desarrollen su trabajo a distancia de forma regular, entendiéndose por regular un mínimo del 30% de la jornada en tres meses.
  • El trabajo a distancia es voluntario tanto para el trabajador como para la empresa y deberá acordarse por escrito, en cualquier momento de la relación laboral, pudiendo revertirse a trabajo presencial.
  • Contenido mínimo del acuerdo:
  1. inventario de los medios, equipos y herramientas que exige el trabajo a distancia, así como su vida útil o período máximo para su renovación;
  2. inventario de gastos y forma de cuantificación de la compensación obligatoria a cargo de la empresa;
  3. horario y reglas de disponibilidad;
  4. distribución del tiempo de trabajo presencial y a distancia;
  5. centro de trabajo presencial;
  6. lugar donde se desarrollará el trabajo a distancia;
  7. plazos de preaviso para el ejercicio de la reversibilidad;
  8. medios de control empresarial;
  9. procedimientos a seguir en el caso de producirse dificultades técnicas;
  10. protección de datos y seguridad de la información;
  11. plazo o duración del acuerdo.
  • Las personas que trabajen a distancia gozarán de los mismos derechos y condiciones laborales que el resto de los trabajadores presenciales, incluido el derecho a la formación y promoción profesional, así como el ejercicio de derechos colectivos.
  • La empresa deberá poner a disposición del trabajador todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de la actividad haciéndose cargo de su mantenimiento y asistencia técnica.
  • Los gastos vinculados al desarrollo de la actividad a distancia correrán a cargo de la empresa teniendo el trabajador derecho a su abono y compensación.
  • Se podrá pactar flexibilidad horaria y deberá llevarse el registro horario previsto en el artículo 34.9 del ET, teniendo el trabajador derecho a la desconexión digital fuera de su horario laboral.
  • La realización de trabajo a distancia no exime a la empresa de evaluar y planificar la actividad preventiva la cual únicamente debe alcanzar la zona habilitada para la prestación de servicios.
  • La empresa podrá adoptar las medidas que estime oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por parte del trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, incluida la utilización de medios telemáticos.
  • Entrada en vigor: 13 de octubre de 2020