Back

"Exit tax" o Impuesto de Salida

Fiscal

La Ley 26/2014, de 27 de noviembre del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas establece un nuevo supuesto de tributación de las ganancias patrimoniales cuando un contribuyente cambie su residencia fiscal en España.

 

Régimen General:

Aplicable a contribuyentes que hayan sido residentes en España en 10 de los 15 períodos impositivos anteriores.

Tributación, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:


• El valor de las acciones o participaciones supere 4.000.000 euros; o
• En la fecha de devengo del último ejercicio como contribuyente del IRPF, el porcentaje de participación en la entidad sea superior a 25% y el valor de mercado de las acciones o participaciones sea superior a 1.000.000 euros.

 

Régimen  especial:
Solicitud de aplazamiento de la deuda tributaria:

Desplazamiento temporal por motivos laborales a un país o territorio que no sea paraíso fiscal o a cualquier país con convenio para evitar la doble imposición internacional con cláusula de intercambio de información.

Posibilidad de aplazamiento del pago de la deuda y de extinción de la misma si se adquiere de nuevo la condición de contribuyente IRPF en el plazo de 5 ejercicios (prórroga por 5 ejercicios adicionales por motivos laborales).


Cambio de Residencia Fiscal a otro Estado de la UE o Espacio Económico Europeo:

• Se exceptúa el pago si el país de traslado tiene suscrito convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información.
• Se establece un sistema de comunicación con la Administración durante un periodo de 10 ejercicios.

La ganancia patrimonial únicamente tributará cuando en el plazo de los diez ejercicios siguientes se produzca:

• La transmisión inter vivos de las acciones o participaciones.
• Pérdida de condición de residente en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.
• Que se incumpla la obligación de comunicación a la Administración tributaria.
 

Paraísos fiscales:

Se aplicará este régimen cuando el cambio de residencia se produzca a un país o territorio considerado como paraíso fiscal.
Las ganancias patrimoniales se imputarán al último periodo impositivo en el que el contribuyente tenga su residencia en territorio español.
Si se transmiten las acciones o participaciones se tomará como valor de adquisición el valor de mercado.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.