Back

Novedades fiscales de la Ley de Presupuestos para el 2013

Fiscal

El pasado 28 de diciembre de 2012 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica y la Ley 17/2012 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2013.


Detallamos a continuación un breve resumen de las principales medidas tributarias adoptadas.

1.- Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

(i) Vivienda habitual:

Supresión de la deducción por inversión en vivienda habitual. Sin embargo, se establece un régimen transitorio por el que podrán continuar aplicando la deducción por inversión en vivienda en ejercicios futuros todos aquellos contribuyentes que hubieran adquirido antes de 31 de diciembre de 2012 su vivienda habitual o satisfecho cantidades antes de dicha fecha para la construcción, ampliación, rehabilitación o realización de obras por razones de discapacidad en su vivienda habitual.

(ii) Ganancias del Juego:

Están sujetas a través de un gravamen especial del 20 por ciento los premios superiores a 2.500.euros obtenidos de la Lotería del Estado, Comunidades Autónomas, Organización Nacional de Ciegos Españoles, Cruz Roja Española, y entidades análogas de carácter europeo, que hasta ahora estaban exentas de tributación.

(iii) Transmisión de elementos de patrimonio generadas en menos de un año:

Las ganancias y las pérdidas patrimoniales generadas en menos de un año dejarán de integrarse en la base del ahorro y pasarán a formar parte de la base general del IRPF.
Las pérdidas generadas en menos de un año podrán compensar otras rentas positivas de la base general, si bien con el límite del 10% de éstas, que de otra manera hubieran tributado a los tipos marginales de la base general.

(iv) Retribuciones en especie:

Se ha modificado la regla del cálculo de la retribución en especie derivada de la cesión de la vivienda a los empleados, cuando la misma no sea propiedad de la empresa. En este caso, la retribución en especie se cuantificará por el importe del coste del alquiler asumido por el empleador.


2.- Impuesto sobre Sociedades.

En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, el tipo impositivo no ha sufrido ningún aumento, pero cabe destacar algunas novedades:

(i) Limitación a las amortizaciones fiscalmente deducibles:

Para los períodos impositivos que se inicien en 2013 y 2014, la amortización contable del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias solo será deducible hasta el 70% de aquella que hubiera resultado fiscalmente deducible de acuerdo con los apartados 1 y 4 del artículo 11 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.


(ii) Mantenimiento o creación de empleo:

Se prorroga para el ejercicio 2013, la aplicación del tipo de gravamen reducido en el Impuesto sobre Sociedades por mantenimiento o creación de empleo por la microempresas.

(iii) Entidades dedicadas al arrendamiento de vivienda:

Se flexibilizan los criterios específicos que permiten la aplicación del régimen fiscal especial de arrendamientos de viviendas, reduciéndose el número mínimo de viviendas requerido ( se reduce de 10 a 8) y el período de tiempo en que deben de mantenerse las mismas en arrendamiento, al tiempo de que se suprimen los requisitos de tamaño de las viviendas.

(iv) Actualización de Balances:

Todas las compañías podrán actualizar en el ejercicio 2013 los valores de sus activos, mejorando así sus fondos propios, a cambio de un gravamen del 5% sobre dicha revalorización.

(v) Tributación de las indemnizaciones por despido o cese:

No serán deducibles los gastos derivados de la extinción de la relación laboral, común o especial, o de la relación mercantil que excedan, para cada perceptor, del importe de 1.000.000 de euros o, en caso de resultar superior, del importe que esté exento en el IRPF.

 

3.- Impuesto sobre el Valor Añadido.

(i) Vivienda:

El IVA para la adquisición de viviendas de nueva construcción pasará del 4% al 10% en 2013. Las viviendas de protección oficial se mantienen en el 4%, mientras que las que no son de nueva construcción continuarán gravadas por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, cuyos tipos impositivos dependen de las Comunidades Autónomas.

(ii) Limitación de la no exención a los contratos de arrendamiento financiero:

Se mantiene la calificación como no exenta de las entregas de bienes inmuebles en el ejercicio de la opción de compra de un contrato de arrendamiento financiero pero se establece una duración mínima de 10 años para que los contratos se califiquen como tales a estos efectos.

4.- IBI.

Se autoriza a los Ayuntamientos a que puedan grabar con el IBI a los inmuebles calificados como patrimonio histórico-artístico que esté afecto a actividades económicas.

5.- Impuesto sobre el Patrimonio.

El Impuesto sobre el Patrimonio se prorroga al 1 de enero de 2014. Las Comunidades Autónomas mantienen la potestad para establecer bonificaciones en este tributo.

6.- Impuesto sobre la Renta de no Residentes.

(i) En consonancia con lo señalado para el IRPF se establece un gravamen especial sobre los premios de lotería en relación al Impuesto sobre la Renta de no Residentes.

(ii) Se modificará la configuración del Gravamen Especial sobre Bienes Inmuebles de Entidades no Residentes dejando sujetas a dicho gravamen exclusivamente las entidades residentes en un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal.

7.- Tipos de interés 2013.

Tipo de interés legal del dinero: se mantiene en el 4%.
Tipo de interés de demora: se mantiene en el 5%.


8.- Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (SOCIMI).

Se modifican determinados aspectos de la regulación de estas sociedades con la finalidad de crear un nuevo instrumento de inversión destinado al mercado inmobiliario del arrendamiento, no solo de viviendas sino de cualquier inmueble urbano.

Se ha flexibilizado los requisitos para su aplicación que se resumen a continuación:

(i) Se añade la tenencia de participaciones en el capital de otras entidades, residentes o no en territorio español, que tengan como objeto social principal la adquisición de bienes inmuebles de naturaleza urbana para su arrendamiento y que estén sometidas al mismo régimen establecido para las SOCIMI.

(ii) Las SOCIMI deberán tener invertido, al menos, el 80% del valor del activo en bienes inmuebles de naturaleza urbana destinados al arrendamiento, en terrenos para la promoción de bienes inmuebles que vayan a destinarse a dicha finalidad siempre que la promoción se inicie dentro de los tres años siguientes a su adquisición, así como en participaciones en el capital o patrimonio de otras SOCIMI.

(iii) Este porcentaje se calculará sobre el balance consolidado en el caso de que la sociedad sea dominante de un grupo.

(iv) Al menos el 80% de las rentas del período impositivo correspondientes a cada ejercicio, excluidas las derivadas de la transmisión de las participaciones y de los bienes inmuebles afectos, deberá provenir:

1. del arrendamiento de bienes inmuebles afectos, con independencia de la residencia, y/o
2. de dividendos o participaciones en beneficios procedentes de participaciones afectas.

(v) Los bienes inmuebles que integren el activo de la sociedad deberán permanecer arrendados durante al menos tres años. A efectos del cómputo se sumará el tiempo que los inmuebles hayan estado ofrecidos en arrendamiento, con un máximo de un año.
(vi) Las acciones de las SOCIMI deberán estar admitidas a negociación en un mercado regulado o en un sistema multilateral de negociación español o en el de cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, o bien en un mercado regulado de cualquier país o territorio con el que exista efectivo intercambio de información tributaria, de forma ininterrumpida durante todo el período impositivo.

(vii) Las SOCIMI tendrán un capital social mínimo de 5 millones de euros.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.