Back

Medidas para impulsar el comercio

Con el objetivo de favorecer la recuperación económica del comercio interior que viene sufriendo desde hace varios años fuertes caídas en el consumo, el Gobierno ha aprobado el pasado 25 de mayo el Real Decreto-ley 19/2012, de 25 mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios.

Mediante este Real Decreto-ley se eliminan las cargas y restricciones administrativas que afectan al inicio y ejercicio de la actividad comercial, en particular, las licencias de ámbito municipal vinculadas a los establecimientos comerciales cuya superficie útil de exposición y venta al público no sea superior a 300 metros cuadrados, así como sus instalaciones y determinadas obras previas.

Esta normativa se aplicará a las actividades comerciales minoristas y a la prestación de determinados servicios, realizados a través de los establecimientos permanentes, situados en cualquier parte del territorio nacional (salvo aquellos que tengan impacto en el patrimonio histórico-artístico o en el uso privativo y ocupación de los bienes de dominio público).

Las administraciones o entidades del sector público no podrán exigir la obtención de licencia previa de instalaciones, de funcionamiento o de actividad, ni otras de clase similar o análoga que sujeten a previa autorización el ejercicio de la actividad comercial a desarrollar o la apertura del establecimiento correspondiente. Tampoco quedan sujetos a licencia los cambios de titularidad de las actividades comerciales y de servicios, en estos casos, se exigirá una comunicación previa a la administración competente a los solos efectos informativos. Asimismo, no se exigirá la licencia o autorización previa para las obras ligadas al acondicionamiento de los locales para desempeñar la actividad comercial, salvo que se requiera la redacción de un proyecto de obra de conformidad con la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.

De esta manera, se podrá iniciar el ejercicio de la actividad comercial y de servicios además de la ejecución de obras e instalaciones mediante la presentación de una declaración responsable o comunicación previa, según el caso, en la que el empresario declara cumplir los requisitos exigidos por la normativa vigente y disponer de los documentos que se exijan, además de estar en posesión del justificante del pago del tributo correspondiente cuando sea preceptivo.

El Gobierno considera, tras realizar el juicio de necesidad y proporcionalidad, que no son necesarios los controles previos por tratarse de actividades que, por su naturaleza, por las instalaciones que requieren y por la dimensión del establecimiento, no tienen un impacto susceptible de control a través de la técnica autorizatoria, la cual se sustituye por un régimen de control ex post basado en una declaración responsable.

Detallamos a continuación las actividades incluidas en el ámbito de aplicación de este Real Decreto-ley:

1.- Industria del calzado y vestido y otras confecciones textiles.
2.- Comercio al por menor de productos alimenticios, bebidas y tabaco realizado en establecimientos permanentes (frutas, verduras, carnes, pescados, pan, pastelería, vinos).
3.- Comercio al por menor de productos industriales no alimenticios realizado en establecimientos permanentes (textiles, droguería, perfumería, equipamientos del hogar, vehículos, aeronaves y embarcaciones, bienes usados, instrumentos musicales).
4.- Reparaciones (hogar, vehículos automóviles).
5.- Actividades anexas a los transportes (agencias de viaje).
6.- Auxiliares financieros y de Seguros. Actividades Inmobiliarias.
7.- Alquiler de bienes inmuebles de naturaleza urbana y de naturaleza rústica.
8.- Servicios personales (lavanderías, tintorerías, peluquerías, fotografía).

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.