Back

La reforma laboral

Laboral

El pasado día 10 de febrero de 2012, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, que entró en vigor el pasado 12 de febrero de 2012 y en virtud de la cual se introducen cambios sustanciales en el marco jurídico laboral español, cambios que a continuación pasamos a exponer sintéticamente:


1- MEDIDAS PARA FAVORECER LA EMPLEABILIDAD.

La reforma da un nuevo enfoque a las Empresas de Trabajo Temporal también conocidas como “ETT”, permitiendo que actúen como agencias privadas de colocación.

Desde la entrada en vigor de la reforma, se reconoce como derecho individual la formación de los trabajadores para fomentar el aprendizaje continuo y permanente dentro de la empresa, todo ello con la creación de una cuenta identificadora de la formación, desarrollo del cheque formación y permisos retribuidos con fines formativos.

Además, se regula un nuevo contrato de formación para jóvenes entre dieciséis a veinticinco años, y con una duración de un año hasta un máximo de tres, en el cual se compagina la formación con el trabajo, siendo la retribución la que corresponda con el trabajo efectivo realizado por este. Este contrato, mientras la tasa de desempleo no se reduzca al 15%, podrá realizarse con personas con una edad inferior a treinta años.

2- FOMENTO DE LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA Y OTRAS MEDIDAS PARA FAVORECER LA CREACIÓN DE EMPLEO.

Con la finalidad de facilitar la creación de empleo en las pequeñas y medianas empresas, se crea un nuevo contrato indefinido destinado a empresas de menos de 50 trabajadores, con un periodo de prueba de un año de duración, con beneficios fiscales para la empresa.

Asimismo, los trabajadores con contrato a tiempo parcial podrán realizar horas extraordinarias en proporción al número de horas de la jornada habitual.

Se restablece la prohibición de encadenamiento de contratos temporales más allá de 24 meses a partir del 31 de diciembre de 2012.

Trabajo a distancia: Se reconoce la posibilidad del teletrabajo, gozando dichos trabajadores de los mismos derechos que los presenciales.

Por último, se estipulan una serie de bonificaciones en la Seguridad Social para todos aquellos contratos en prácticas, de relevo o sustitución, que se conviertan en indefinidos.

3- MEDIDAS PARA FAVORECER LA FLEXIBILIDAD INTERNA EN LAS EMPRESAS.

Clasificación profesional: Se establecerá por acuerdos entre empresa y trabajadores. Se eliminan las categorías profesionales quedando solo la división por grupos profesionales.

La reforma da una mayor agilidad en los procedimientos de movilidad funcional, movilidad geográfica y modificación sustancial de las condiciones de trabajo a la par que flexibiliza las causas que justifican la adopción de dichas medidas:

- Movilidad geográfica: Se podrá ordenar unilateralmente el traslado de trabajadores motivado por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, con un preaviso de 30 días, concediendo el derecho al trabajador a optar por cobrar los gastos del traslado o solicitar la extinción del contrato con indemnización de 20 días por año hasta un máximo de 12 mensualidades. Tendrán preferencia de permanencia los representantes de los trabajadores, trabajadores con cargas familiares, con una determinada edad o con discapacidad.


- Modificación sustancial de las condiciones de trabajo: La modificación deberá basarse en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción y en relación a los siguientes aspectos: Jornada, horario, turnos, remuneración, rendimiento y funciones.

Tiempo de trabajo: Se introduce la posibilidad mediante pacto, de distribuir de forma irregular la jornada de trabajo. En caso contrario, el empresario podrá efectuar unilateralmente la distribución sobre el 5% de la jornada anual.

De igual forma, en el procedimiento de suspensión de contratos y modificación de la jornada, se simplifica el procedimiento suprimiendo la intervención de la Autoridad Laboral, quien únicamente tendrá conocimiento de la medida adoptada cuando empiece el periodo de consultas y tras el resultado del mismo.

La reforma apoya la suspensión de contratos y reducción de jornada: Bonificación del 50% cuotas empresariales de seguridad social por contingencias comunes de trabajadores con contrato suspendido o con reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. El período máximo coincidirá con la prestación de desempleo del trabajador, sin superar los 240 días.

Será requisito necesario mantener el empleo de los trabajadores afectados al menos 1 año tras la finalización de la suspensión o reducción. Si se producen despidos improcedentes o despidos colectivos a contratos bonificado en esta situación, quedarán excluidos durante 12 meses de bonificaciones a la seguridad social en mismo número al número de contratos incumplidos.

Reposición derecho a prestación por desempleo: La reposición se corresponderá con el mismo número de días con desempleo percibido en situación de suspensión y máximo de 180 días.

Negociación colectiva: Se establece la posibilidad de descuelgue empresarial por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Tendrán preferencia los convenios de empresa sobre los estatales o autonómicos y la vigencia del convenio una vez denunciado y concluida la duración pactada será como máximo de 2 años.

4- MEDIDAS PARA FAVORECER LA EFICIENCIA DEL MERCADO DE TRABAJO Y REDUCIR LA DUALIDAD LABORAL.

La reforma clarifica las causas del despido objetivo tanto por falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas, por absentismo justificado así como por causas económicas, organizativas, técnicas y de producción.

Asimismo también se da una nueva regulación al procedimiento de despido objetivo colectivo suprimiéndose la necesidad de obtener una resolución administrativa para proceder al despido por causas objetivas (económicas, técnicas, organizativas o de producción).

Se generaliza la indemnización por despido improcedente y se establece en 33 días por año de servicio hasta un máximo de 24 mensualidades.

Las indemnizaciones por despido improcedente de contratos previos a la reforma tendrán una indemnización de 45 días por año hasta el 12/2/2012 y de 33 días por año desde el 13/2/2012, con un máximo de 720 días de salario o un máximo de 42 mensualidades.

En las extinciones por causas objetivas, el empresario con menos de 25 trabajadores será resarcido por el Fogasa con una cantidad equivalente a 8 días de salario por año trabajado, no siendo aplicable a despidos improcedentes.

5- MODIFICACIÓN EN MATERIA DE CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL Y FAMILIAR.

La nueva regulación equipara hombre y mujer en relación al permiso de lactancia y reducción de jornada por guarda legal.

Al mismo tiempo, se establece que los convenios colectivos podrán regular el disfrute del derecho de reducción de jornada por maternidad para así poder mejorar su productividad y organización, no siendo el trabajador quien lo pueda estipular a su libre albedrío.

6- VACACIONES.

En el supuesto que un trabajador se encuentre en situación de incapacidad temporal (baja médica), y no pueda disfrutar de su periodo vacacional, ya sea de forma total o parcial, podrá hacerlo una vez finalice su incapacidad, siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.