Back

Propuesta de Directiva sobre consumo y compraventa comercial

Administrativo y Regulatorio

El pasado 8 de octubre la Comisión Europea (CE) emitía una propuesta de Directiva sobre consumo y compraventa comercial, en la que se reunificarán cuatro directivas anteriores y cuyo marco consiste en una amplia y variada revisión y una optimización de los derechos vigentes de los consumidores de la UE en sus compras, tanto a través de Internet como en el propio establecimiento.


Legislación vigente:

La legislación en materia de protección de los consumidores que rige en la actualidad en la UE procede de cuatro Directivas que regulan: (i) cláusulas contractuales abusivas, (ii) venta y garantías, (iii) venta a distancia y (iv) venta a domicilio.


Estas Directivas contienen los requisitos mínimos y a lo largo de los años los Estados miembros han ido añadiendo disposiciones convirtiendo la legislación actual de la UE en materia de contratos de consumo en un mosaico de normas diferentes.

La nueva propuesta de Directiva:

La futura Directiva sobre derechos de los consumidores se va a ocupar de los contratos de compraventa de bienes y servicios entre empresas y consumidores. De manera general, la nueva Directiva abarcará todos los contratos, es decir, las compras realizadas en un establecimiento, a distancia o fuera del establecimiento.

Detallamos a continuación los rasgos principales de la mencionada directiva:

-Información precontractual. La Directiva incluirá una serie de requisitos claros relativos a la información que el comerciante está obligado a proporcionar al consumidor en cualquier contrato que firme con él, de manera que este pueda elegir con conocimiento de causa. Por ejemplo: las principales características del producto; la dirección postal y la identificación del comerciante; el precio del producto, con impuestos incluidos; y cualquier gasto adicional de envío, entrega o postal.

-Disposiciones sobre la entrega y la transmisión del riesgo al consumidor: Se establecerá un máximo de 30 días naturales, contados a partir de la firma del contrato, para que el comerciante entregue la mercancía al consumidor. El comerciante soportará el riesgo y el coste de deterioro, así como la pérdida de la mercancía, hasta el momento en que el consumidor la recibe. En caso de retraso en la entrega o de incumplimiento de la obligación de entrega, el consumidor tendrá derecho a recibir una indemnización-

- Periodos de reflexión: (ventas a distancia, por ejemplo a través de internet, del teléfono móvil o por catálogo, o ventas bajo presión). Se establece un periodo de reflexión para toda la UE de catorce días naturales, en los que el consumidor puede cambiar de opinión. Se introduce un modelo de formulario de desistimiento fácil de utilizar.

-Reparación, sustitución y garantías: Se pretende incrementar la certeza de que todos los consumidores tengan los mismos recursos a su disposición cuando reciban un producto defectuoso (es decir, reparación o sustitución en un primer momento, seguido de reducción del precio o reembolso del dinero).

-Cláusulas contractuales abusivas: Se establecerá una nueva lista negra de cláusulas contractuales abusivas prohibidas en toda la UE en todos los casos, y una lista gris, también para toda la UE, de cláusulas contractuales que se consideran abusivas mientras el comerciante no demuestre lo contrario.

Asimismo, se refuerza la protección en numerosos ámbitos, entre otros:

-Las subastas on-line: La Directiva establecerá la obligación de que las subastas, incluidas las subastas electrónicas, cumplan los requisitos estándar en materia de información.

-La venta bajo presión: Se reforzará significativamente la protección frente a las ventas bajo presión (ventas negociadas fuera del establecimiento o "venta directa") como reacción al elevado número de reclamaciones de los consumidores, en particular por lo que se refiere a las situaciones de venta bajo presión en las que el consumidor no goza de protección alguna o goza de protección insuficiente. Se establecerá una nueva definición, más amplia, de contratos de venta directa y se tomarán otras medidas para cubrir los vacíos legales.

Entrada en vigor de la propuesta de Directiva: La propuesta de Directiva sobre derechos de los consumidores está pendiente de aprobación por el Parlamento Europeo.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.