Back

Formulación cuentas 2007 y modificación del plan general contable

Fiscal

 

 

Tal y como establece el artículo 171 de la Ley de Sociedades Anónimas "los administradores de la sociedad están obligados a formular, en el plazo máximo de tres meses contados a partir del cierre del ejercicio social, las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado, así como, en su caso, las cuentas y el informe de gestión consolidados".

Lo primero que hay que tener presente a la hora de formular las cuentas es si éstas pueden ser abreviadas o no en base a lo detallado a continuación:

Balance abreviado.

Una sociedad puede formular un balance abreviado si durante dos ejercicios sociales consecutivos en la fecha de cierre del ejercicio, cumple con dos de los siguientes requisitos:

i) Que el importe total de las partidas de su activo no supere los 2.373.997,81 euros.

ii) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 4.747.995,62 euros.

iii) Que el número medio de empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.

 

Cuenta de pérdidas y ganancias abreviada.

Por otra parte, se podrá formular este tipo de cuenta si aplicando las mismas condiciones (en dos años consecutivos y dos de los tres límites) no superen los 9.495.991,25 euros de la partida de su activo, los 18.991.982,50 euros de su cifra anual de negocios y el número medio de empleados no sea superior a 250.

 

Memoria abreviada.

Si se puede formular balance abreviado, no es necesario realizar informe de gestión. Y si, por otra parte, la empresa no supera los límites establecidos y puede formular balance abreviado, tiene derecho a realizar una memoria abreviada en la que puede omitir ciertas informaciones, como el cuadro de financiación o la distribución de la cifra de negocio.

 

Régimen simplificado de contabilidad para microempresas:

La Ley de la Sociedad Limitada Nueva Empresa de 2003 (Ley 7/2003, de 1 de abril) estableció un régimen simplificado de contabilidad para las microempresas de forma que, a través de un registro único, se permita el cumplimiento de las obligaciones legales y fiscales. Pueden aplicar este régimen las empresas individuales o sociedades que cumplan dos de estas tres condiciones: (i) que las partidas del activo no superen un millón de euros, (ii) que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los dos millones de euros y (iii) que el número medio de empleados durante el ejercicio no sea superior a 10.

En relación a los grupos empresariales hay que tener en cuenta: Los límites que obligan a los grupos empresariales a consolidar sus cuentas, después de incorporar a la sociedad dominante los activos y los pasivos de todas las restantes, son los mismos que impiden formular las cuentas de pérdidas y ganancias abreviadas. Es decir, que durante dos años consecutivos se superen dos de estos límites: 9.495.991,25 euros de activos, una cifra anual de negocio de 18.991.982,50 euros y el número medio de empleados durante el ejercicio no sea superior a 250.

Hay que tener también presente los requisitos establecidos para que una sociedad sea dominante del grupo empresarial. El más importante es que se exige una participación en las filiales del 75 por ciento para considerar que existe grupo empresarial desde el punto de vista fiscal.

Otro criterio es que exista "unidad de decisión". Según la redacción actual del artículo 42 del Código de Comercio, existirá "unidad de decisión" cuando una sociedad, que se calificará como dominante, sea socio de otra sociedad, que se calificará como dependiente, y se encuentre en relación con ésta en alguna de las siguientes situaciones: que posea la mayoría de los derechos de voto; que tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración; que pueda disponer, en virtud de acuerdos celebrados con otros socios, de la mayoría de los derechos de voto; y que haya designado exclusivamente con sus votos a la mayoría de los miembros del órgano de administración.

Así pues, las empresas deben tener presente que este será el último año en que se aplique estos criterios pues el 1 de enero de este año ha entrado en vigor el nuevo Plan General de Contabilidad (PGC) que habrá que aplicar en las cuentas anuales del ejercicio 2008 que se formularán dentro de un año. Este nuevo PGC establece unos nuevos criterios contables específicos para las empresas en general, para las PYMES y para las microempresas.

 

Los nuevos límites para poder formular cuentas abreviadas en base al nuevo Plan General de Contabilidad (PGC) son:

Para realizar balance, estado de cambios en el patrimonio neto y memoria abreviada las sociedades deben reunir a la fecha de cierre del ejercicio, al menos, dos de las circunstancias siguientes:

(i) que el total de las partidas del activo no supere los 2.850.000 euros y a estos efectos se entenderá por total activo el total que figura en el modelo del balance;

(ii) que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 5.700.000 euros, y que el número medio de empleados durante el ejercicio sea igual o inferior a 50.

 

Para realizar cuenta de pérdidas y ganancias abreviada se deben cumplir a la fecha de cierre del ejercicio al menos dos de los siguientes límites:

(i) que el total de las partidas del activo no supere los 11.400.000 euros y se entenderá por total activo el total que figura en el modelo del balance;

(ii) que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 22.800.000 euros, y que el número medio de empleados durante el ejercicio sea igual o inferior a 250.

En cuanto a la memoria, el nuevo PGC determina que su contenido tendrá carácter de información mínima a cumplimentar por las empresas que puedan utilizarla. Adicionalmente, siempre que dichas empresas realicen operaciones cuya información en memoria esté regulada en los modelos normal o abreviado de las cuentas anuales incluidos en el PGC, habrán de incluir dicha información en su memoria. Entre estas operaciones pueden mencionarse coberturas contables, combinaciones de negocios e información sobre el medio ambiente, entre otras.

Los límites que definen a las microempresas son los mismos. Se estable que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las siguientes circunstancias:

(i) que el total de las partidas del activo no supere el millón de euros;

(ii) que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los dos millones de euros, y que el número medio de empleados durante el ejercicio sea igual o inferior a 10.

 

La información contenida en la presente nota no debe ser en sí misma considerada como un asesoramiento específico en la materia comentada, sino únicamente una primera aproximación al tema tratado, siendo por tanto aconsejable que los receptores de la presente obtengan asesoramiento profesional sobre su caso concreto antes de adoptar medidas o acciones específicas.